Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

SEXO ORAL PARA ELLA

 

Pocas experiencias resultan más placenteras para ambos sexos que, el sexo oral.

El cunnilingus es una práctica que, no sólo sirve como preliminar si no que también puede considerarse como ejercicio de fin único para la mujer.

Es decir, puede que no te apetezca nada más que, que te hagan una simple estimulación con la lengua.

No siempre la mujeres quieren que se las toque de manera directa y el sexo oral proporciona un placer intenso y suave a la vez. Poco agresivo si no hay penetración y que hará que vaya subiendo la intensidad del placer de menos a más.

Indispensable una buena higiene antes de empezar por ambas partes. Por mucho que atiendas a tu limpieza, si el olor corporal de la pareja resulta molesto, dificilmente podremos concentrarnos en el propio placer.

Por supuesto, una buena sesión de sexo oral no comienza por los genitales. Las caricias y los besos son importantes para ambos, preparan el cuerpo para el placer y hará que tu pareja te desee aún más. Puedes ir “calentando la lengua” en su cuello, sus pechos, sus pezones, su vientre…y acercarte despacio hasta tu  meta

Si tienes poca experiencia y el olor del sexo de una mujer aún te resulta ofensivo, puedes usar cualquiera de los muchos lubricantes que existen en el mercado con diferentes olores y sabores.

Familiarízate con los genitales femeninos. Es imprescindible saber qué vas a chupar, besar y succionar. El clítoris en la parte de arriba no quiere que se le toque directamente, al principio. Cuando lo veas hinchadito, rosadito y que ha tomado volumen es el momento de, suavemente, acercarte a él y lamerlo con cuidado.

 

Tus caricias pueden incluir también los dedos con suavidad. Si a tu pareja le gusta, puedes introducir algun dedo en la vagina con cuidado, mientras sigues dándole placer en el clítoris.

Un juguetito sexual como un vibrador o un estimulador de clítoris también añaden una nota divertida, desenfadada y proporcionará mayor placer a tu compañera.

No tengas prisa, el sexo requiere de cierto tiempo, mimo y cuidado.

Bajo ningún concepto apartes la lengua cuando tu pareja comience su orgasmo.

Sabrás cuando apartarte, justo cuando a ti te gusta que dejen de chuparte, tras correrte.

Ése y no otro, es el momento de separarse de tu compañera de juegos.

Si no estás seguro/a de estar haciéndolo bien, simplemente pregunta con tacto.

-¡Te gusta así?- -¿Hay algo que te guste que no te haya hecho?- Y por supuesto, ábrete a sugerencias con una frase del tipo -Si algo no te gusta, no tengas reparo en decírmelo y cuéntame cómo tengo que hacerlo-.

Ser un buen amante. Requiere de tiempo y experiencia, pero sin duda cuando más aprenderás será dándote cuenta por ti mismo o preguntando a tus distintas parejas sexuales.

 

 

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual