Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

 

 

No mides 1.80 m. No pesas 45 kg. Tus medidas no son 90-60-90. Tu cabello no es tan fuerte, ni tan sano, ni tan brillante como el de Paula Echevarría. Tu culo no está tan duro ni tan prieto como el de Jlo. Ni lo estará. Tus caderas no son ni serán las de la espectacular Shakira. Ni luces las bellas piernas de Natalie Portman. Bienvenida al mundo de las mujeres reales. Bienvenida al mundo de las mujeres XL.

 

A menudo las mujeres tienden a pensar que las flaquitas ligan más y que llaman más la atención de los hombres. Sin embargo, cada día que pasa las estadísticas, tozudas ellas, nos demuestran que ellos las prefieren con curvas peligrosas.

Sin duda, ése es un problema que las mujeres ven en sus cuerpos. Ven grasa, tejido adiposo, celulitis, donde los hombres ven curvas, pechos grandes que no les caben en la mano, un culo tremendo y una cintura que no les parece de muñeca anoréxica. Por fin están con una mujer y no con una Barbie a punto de romperse.

 

Y es que cada vez más, las mujeres de talla grande ganan terreno a las enfermizas -peso menos de 47 kg-. Las gordis suelen ser mujeres tremendamente guapas de cara y poseen el encanto propio de las mujeres que se saben sexys y satisfechas. Porque no cabe dudad de que, cuando liberas tu cuerpo y tu mente de la presión de la constante dieta, eres más feliz y te sientas mejor.

Sí, ganas unos kilitos que, a algunas mortifican. Pero en realidad tardan poco en darse cuenta de que, los hombres se fijan más en ellas.

Los complejos quedan atrás cuando sientes el poder de seducción que eres capaz de generar con un simple movimiento de tus voluptuosas caderas y con un escote de lo más simple. Naturalmente, con esas tetas, ningún escote es simple…así de sencillo.

 

Cuida tu salud y haz deporte con regularidad, pero si tu talla es grande, disfruta de tu status de mujer grande y disfruta de verte guapa siendo una mujer Rubens. Siendo quien eres. Queriéndote y disfrutando de tu cuerpo porque, es ridículo pensar que sólo las mujeres talla 34-36 son felices y se sientes bellas y maravillosas.

Más bien al revés. Disfruta de tu talla, disfruta de verte en un espejo, disfruta comiendo y luce tu talla grande. El mundo también existe para ti! Eres  preciosa!

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual