Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

No son pocas las consultas que recibo sobre el sexo oral a hombres, practicado por mujeres. Y, por extraño que pueda parecer, la gran mayoría plantean la duda existencialista de si es, o no, feminista practicar una mamada al tipo que está en ese momento contigo.

Una vez más, el porno ha sido malísimo a la hora de enseñar cómo las mujeres “deben” hacer una buena felación a un hombre. Siempre se nos ve sometidas, agarradas del pelo, con pollas enormes generando arcadas…Realmente eso tiene poco de feminista y mucho de sometimiento.

Aunque, no hay que olvidar que cuando decides hacerle una mamada a tu pareja (casual o intemporal), la harás como tú decidas. Es decir, no puedes olvidar que eres tú la que tienes 32 dientes y muelas y él quien tiene expuesto su órgano más preciado entre ellos. Si eso no es poder…cuéntame tú qué es.

Otra cosa sería el aprender a disfrutar del placer de hacer una mamada, del goce que se experimenta aplicado a través de los labios y la lengua, placer a tu pareja.

Ya sabéis que, sobre esto, hablamos mucho en los talleres sobre mamadas, pero lo importante es que, todo aquello que hagas en el sexo sea porque tú lo deseas. Si estar arrodillada mientras practicas sexo oral, no te hace estar cómoda, simplemente busca otras posturas que a ti te satisfagan más y donde te sientas poderosa y femenina.

Mantenerlo de pie, mientras tú estás cómodamente sentada es una postura sencilla, agradable para tu espalda y cuello y a ellos, les resulta muy visual y excitante.

Y recuerda que, en el sexo, todo es de ida y vuelta. Exige tu cuota de placer, siempre!