Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

Archivo mensual: abril 2014

Parecería que la identidad y la orientación sexuales nos definen de alguna manera como seres humanos. Y no es así. No precisamos ser de un modo u otro para ser aceptados por la sociedad, porque lo que realmente debería importarnos es que nosotros mismos aprendamos a amarnos tal y como somos, independientemente de aquello que creamos que los demás esperan de nosotros.

A menudo, las consultas que recibo se perfilan en este contexto, casi de manera velada. Como si fuese algo a reprimir o a esconder.

La sexualidad debe ser libre, sin represiones y por supuesto, no debería estar sujeta a tensiones emocionales tan intensas que, sólo logran un desequilibrio personal.

¿Por qué creemos que debemos encasillarnos en heteros, homos, gays, lesbianas, o bis?

Cada unx puede ser en cada momento y con cada pareja de juego, un ente libre para ejercer el papel que mejor le venga en ese momento, aquel que se ajuste mejor a nuestra sexualidad en ese justo instante. Las etiquetas sociales y sexuales, se rompen con mucha más facilidad que lo ha costado construirlas.

También ocurre con cierta asiduidad que, el peso de aquello que los demás puedan pensar de nosotrxs nos afecta demasiado, sin pensar en la capacidad de pensar y de raciocinio que los que nos rodean poseen. Y negándoles, de ese modo, su autonomía para amarnos y aceptarnos, tal cual somos.

Soltar el lastre no es sencillo, no os voy a engañar. Pero se puede aprender.

Y en eso deberíamos centrarnos, en comprender qué es lo verdaderamente importante y quién merece nuestra atención y nuestro respeto en nuestro entorno y aplicarlo con racionalidad e inteligencia a nuestra vida cotidiana.

Conxa Borrell