Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

Archivo mensual: febrero 2013

SEXO ORAL PARA ELLA

 

Pocas experiencias resultan más placenteras para ambos sexos que, el sexo oral.

El cunnilingus es una práctica que, no sólo sirve como preliminar si no que también puede considerarse como ejercicio de fin único para la mujer.

Es decir, puede que no te apetezca nada más que, que te hagan una simple estimulación con la lengua.

No siempre la mujeres quieren que se las toque de manera directa y el sexo oral proporciona un placer intenso y suave a la vez. Poco agresivo si no hay penetración y que hará que vaya subiendo la intensidad del placer de menos a más.

Indispensable una buena higiene antes de empezar por ambas partes. Por mucho que atiendas a tu limpieza, si el olor corporal de la pareja resulta molesto, dificilmente podremos concentrarnos en el propio placer.

Por supuesto, una buena sesión de sexo oral no comienza por los genitales. Las caricias y los besos son importantes para ambos, preparan el cuerpo para el placer y hará que tu pareja te desee aún más. Puedes ir “calentando la lengua” en su cuello, sus pechos, sus pezones, su vientre…y acercarte despacio hasta tu  meta

Si tienes poca experiencia y el olor del sexo de una mujer aún te resulta ofensivo, puedes usar cualquiera de los muchos lubricantes que existen en el mercado con diferentes olores y sabores.

Familiarízate con los genitales femeninos. Es imprescindible saber qué vas a chupar, besar y succionar. El clítoris en la parte de arriba no quiere que se le toque directamente, al principio. Cuando lo veas hinchadito, rosadito y que ha tomado volumen es el momento de, suavemente, acercarte a él y lamerlo con cuidado.

 

Tus caricias pueden incluir también los dedos con suavidad. Si a tu pareja le gusta, puedes introducir algun dedo en la vagina con cuidado, mientras sigues dándole placer en el clítoris.

Un juguetito sexual como un vibrador o un estimulador de clítoris también añaden una nota divertida, desenfadada y proporcionará mayor placer a tu compañera.

No tengas prisa, el sexo requiere de cierto tiempo, mimo y cuidado.

Bajo ningún concepto apartes la lengua cuando tu pareja comience su orgasmo.

Sabrás cuando apartarte, justo cuando a ti te gusta que dejen de chuparte, tras correrte.

Ése y no otro, es el momento de separarse de tu compañera de juegos.

Si no estás seguro/a de estar haciéndolo bien, simplemente pregunta con tacto.

-¡Te gusta así?- -¿Hay algo que te guste que no te haya hecho?- Y por supuesto, ábrete a sugerencias con una frase del tipo -Si algo no te gusta, no tengas reparo en decírmelo y cuéntame cómo tengo que hacerlo-.

Ser un buen amante. Requiere de tiempo y experiencia, pero sin duda cuando más aprenderás será dándote cuenta por ti mismo o preguntando a tus distintas parejas sexuales.

 

 

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual

 

 

 

Desde el día 7 de febrero de 2013 colaboro en la sección de sexo de Els Matins de TV3.
Todos los jueves por la mañana, podréis vernos hablar de sexo con sencillez y naturalidad.
Sin tapujos y sin ambages. Sin griterío y sin caer en mal gusto.
Aprender de sexo es posible, aunque nos parezca que estamos de vuelta de todo, hay mucho que aún no sabemos. Vale la pena estar siempre pendientes de aquello que nos puede proporcionar mayor placer con nuestra pareja y tomarse el sexo, como lo que es. Un Juego!!

07 DE FEBRERO DE 2013

 

14 DE FEBRERO DE 2013
 

21 DE FEBRERO DE 2013
 

 

 

 

No son pocas las personas que, en el meridiano de su vida, descubren que les gusta alguien de su propio sexo o, simplemente que tienen fantasías sexuales que creen homosexuales.

Y es que, de alguna manera aún nos cuesta comprender que nuestra sexualidad es más libre que nuestra moral. Y la química no entiende de sexos. Ni falta que le hace.

Los jóvenes, en general, comprenden de manera mucho más simple que gustarse no es una cuestión de sexo, si no de empatía. Poco importa el sexo de nuestra futura pareja de juegos con respecto a la nuestra.

Cada vez es más frecuente entre personas de mediana edad, que surja esa pregunta que, además plantea cuestiones de índole moral muy angustiante para quien se encuentra en esa situación que, por otra parte, jamás imaginó.

Hombres que sueñan con hacer la felación perfecta a un compañero de trabajo, a un amigo cercano, al muchacho que comenzó a primero de año en el gimnasio o a un perfecto desconocido.

 

 

Otra fantasía que suele presentarse es la de poder estar con una mujer trans. Disfrutar de un cuerpo mitad mujer y mitad hombre, les fascina a muchos caballeros de cierta edad. Pero también a las mujeres más desinhibidas.

 

Las mujeres, por otra parte, son más concretas en sus ensoñaciones. Tienen más claro quién les gusta y por qué, aunque si la moral la oprime también vivirá esa fantasía que podría ser simplemente un juego para compartir con su pareja o en momentos de placer onanista.

Las fantasías no tienen por qué llevarse a cabo. Eso debe quedar muy claro. Muchas personas tienen fantasías que, ni en mil años podrían llevar a cabo y sin embargo, les resulta muy placentero jugar con ellas. Cuanto más, si se puede compartir con tu pareja.

Los humanos somos capaces de ser altamente sensuales, no importa el sexo de con quién coqueteemos, simplemente supone un pequeño juego sexual que no tiene por qué llegar a más.

Si somos Lucía y nos gusta María no significa que toda una vida de heterosexualidad se nos haya tragado y que ahora, de repente, seamos lesbianas.

Y si a Arturo le gusta Álvaro para tener libidinosos juegos sexuales mentales, tampoco significa que de repente te hayas hecho gay.

Y si podéis, si la fortuna os acompaña en la complicidad del juego sexual con la persona deseada, no perdáis la oportunidad de incorporar al juego a vuestra pareja, tras ponerla en antecedentes con anterioridad. Nunca se debe forzar una situación. El sexo requiere de una grandísima dosis de respeto. El sexo es el único juego para adultos que tiene miles de norma y ninguna.  Y todas son susceptibles de cambiar cada cinco minutos.

Eso lo hace estar vivo y nos mantiene alerta para con nuestra pareja o parejas.

Las fantasías, si tienes pareja estable, suelen resultar más sabrosas compartidas y no te importe qué pueda pensar de ti tu pareja porque, tal vez, ella te sorprenda con un cuento parecido.

Alimentad vuestras fantasías en pareja, dejadlas crecer en vuestra alcoba o tal vez sobre la lavadora. Pero jamás forcéis una situación por hacer realidad una vivencia. Todo surge de manera natural.

Vuestra vida sexual vale más que, cualquier elemento en tercera persona. El sexo en pareja es cosa de dos. Respetad siempre los gustos y preferencias de vuestra pareja de juegos habitual para que, cuando las tornas se giren y seáis vosotros quiénes queráis hacer realidad un juego sexual os encontréis con la comprensión y el respeto que antes regalasteis.

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual

 

 

No mides 1.80 m. No pesas 45 kg. Tus medidas no son 90-60-90. Tu cabello no es tan fuerte, ni tan sano, ni tan brillante como el de Paula Echevarría. Tu culo no está tan duro ni tan prieto como el de Jlo. Ni lo estará. Tus caderas no son ni serán las de la espectacular Shakira. Ni luces las bellas piernas de Natalie Portman. Bienvenida al mundo de las mujeres reales. Bienvenida al mundo de las mujeres XL.

 

A menudo las mujeres tienden a pensar que las flaquitas ligan más y que llaman más la atención de los hombres. Sin embargo, cada día que pasa las estadísticas, tozudas ellas, nos demuestran que ellos las prefieren con curvas peligrosas.

Sin duda, ése es un problema que las mujeres ven en sus cuerpos. Ven grasa, tejido adiposo, celulitis, donde los hombres ven curvas, pechos grandes que no les caben en la mano, un culo tremendo y una cintura que no les parece de muñeca anoréxica. Por fin están con una mujer y no con una Barbie a punto de romperse.

 

Y es que cada vez más, las mujeres de talla grande ganan terreno a las enfermizas -peso menos de 47 kg-. Las gordis suelen ser mujeres tremendamente guapas de cara y poseen el encanto propio de las mujeres que se saben sexys y satisfechas. Porque no cabe dudad de que, cuando liberas tu cuerpo y tu mente de la presión de la constante dieta, eres más feliz y te sientas mejor.

Sí, ganas unos kilitos que, a algunas mortifican. Pero en realidad tardan poco en darse cuenta de que, los hombres se fijan más en ellas.

Los complejos quedan atrás cuando sientes el poder de seducción que eres capaz de generar con un simple movimiento de tus voluptuosas caderas y con un escote de lo más simple. Naturalmente, con esas tetas, ningún escote es simple…así de sencillo.

 

Cuida tu salud y haz deporte con regularidad, pero si tu talla es grande, disfruta de tu status de mujer grande y disfruta de verte guapa siendo una mujer Rubens. Siendo quien eres. Queriéndote y disfrutando de tu cuerpo porque, es ridículo pensar que sólo las mujeres talla 34-36 son felices y se sientes bellas y maravillosas.

Más bien al revés. Disfruta de tu talla, disfruta de verte en un espejo, disfruta comiendo y luce tu talla grande. El mundo también existe para ti! Eres  preciosa!

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual