Profesionalidad

experiencia

y

vocación

Antención

On line y personalizada

Resultados

Tus logros

Bienvenidos a este espacio donde el sexo, las fantasías, los juegos para adultos, el morbo y la imaginación dan paso al mejor placer del que puede disfrutar el ser humano.

¡EL SEXO!

Mi nombre es Conxa Borrell y en mi vida he sido muchas cosas y me he dedicado a otras muchas.

Mi profesión preferida es, ha sido y será la de madre. Tal vez porque, los niños vienen sin manual de instrucciones y a ser padres se aprende cada día. Todo un reto.

La segunda es la que ha ocupado los últimos años de mi vida, trabajadora sexual.

Y en esta etapa y faceta de mi vida, he aprendido mucho sobre la sexualidad humana. Porque, la de ambos sexos se parece, tanto como se diferencia.

Como Trabajadora Sexual he podido disfrutar del sexo en su total plenitud, he jugado a sexo con hombres, por supuesto, pero también con mujeres. Porque, las mujeres están despertando a su sexualidad, a veces de un modo algo tardío, pero siempre con mucha pasión.

Así mismo, como Terapeuta Sexual me he formado para poder resolver las cuestiones que, de vez en cuando, nos causan perplejidad del funcionamiento de nuestro cuerpo.  El sexo va intrínsecamente unido a tu cerebro. No podrás separarlos. Si sufres de estrés, tu sexualidad lo acusará. Si tienes miedo, por ejemplo, a no poder tener una erección firme y duradera, tu pene sufrirá las consecuencias.

Nuestro sexo está a expensas de cómo nos encontremos anímicamente y saber reaccionar a tiempo es una decisión muy inteligente.

Si como mujer sufres de anorgasmia o vaginismo, si eres activa sexualmente pero tu curiosidad y ansias de aprender a tener un sexo de mejor calidad es importante para ti, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Las terapias para mujeres son más difíciles porque, su sexualidad es infinitamente más compleja, pero los resultados son espectaculares.

Nadie nos enseña cómo hacer sexo, cómo jugar a hacer cada vez, mejor sexo.

Y así, podemos observar de qué manera ellos, se pierden en el mundo de la penetración y ellas, acaban fingiendo orgasmos porque, su sexualidad es demasiado compleja para un hombre que, sólo se preocupa por el placer de lo que creen que más nos gusta, que nos penetren.

Cuando, en realidad, el sexo se debería basar en algo muy simple. El propio egoísmo.

Sí, ya sé que os sonará extraño. Pero escuchad con atención, el egoísmo debe provenir de tu curiosidad y tenacidad por hacer feliz a tu pareja. Por darle todo aquel disfrute sexual que nadie antes le dio jamás y aprender a su vez, de lo que ella te cuente que le gusta. Nada va a resultarte más excitante ni va a hacerte sentir mejor que, saber que tu pareja de juegos, suspira por tu forma de hacerle el amor

Sí, el sexo se basa en el egoísmo puro y duro.

¿Sorprendida/o? Me alegra saberlo, porque ahora podrás comenzar a descubrir un nuevo mundo de sensaciones, ilusiones y nuevas maneras de enfocar tu vida sexual.

Si por el contrario, eres de los que ya disfrutas siendo tremendamente egoísta y viendo cómo tu pareja se retuerce de placer en tus manos, con tu lengua, con tus dedos, con tus susurros, con tus fantasías, sé muy bienvenido a esta casa porque seguro, vas a aprender mucho más de lo que ya sabes y de una manera amena, entretenida, presencial y si lo deseas, con tu pareja.

Todos tenemos muchas dudas sobre sexo, todos queremos aprender a ser mejores amantes y sobre todo, a conocer mucho mejor nuestro cuerpo y estar predispuestos al sentir de nuevas sensaciones.

Pero no sabemos dónde acudir y si acaso, nos mirarán como a un bicho raro.

Desde www.terapeutasexual.com, tendrás muchas formas de acceder a una información libre y sin tapujos. Con un lenguaje que podrás comprender y en el formato que tú prefieras, por mail, por chat, por videoconferencia o de manera presencial.

Varias formas de atenderte, porque tus circunstancias varían y lo que hoy puede resultarte válido, mañana puede que sea insuficiente.

El sexo de la mujer es fascinante, su clítoris posee más de 8.000 terminaciones nerviosas en apenas1cm. Imagínate disfrutando de todo el placer  que tu cuerpo y el de tu compañero pueden darte, si sabes dónde decirle que te gusta que te toque y en qué momento hacerlo.

Como mujer, podrás aprender a localizar tu punto G y enseñar a tu pareja a proporcionarte squirtings (eyaculaciones femeninas) super placenteros  y a hacerle sentir el mejor amante del mundo, porque has aprendido a usar tu cuerpo para darte todo el placer posible.

¿Te atreves?

Conxa Borrell

Terapeuta Sexual